Free Website Translator


Campaign to Stop Killer Coke: 'La comunidad inversora debería exigir el inmediato despido del CEO de Coca Cola Muhtar Kent'

NUEVA YORK, 11 de mayo de 2011 /PRNewswire/ -- Campaign to Stop Killer Coke [Campaña para detener los asesinatos de Coca-Cola] acusa a Muhtar Kent, presidente y CEO de The Coca-Cola Company, de mentir en forma repetida a los accionistas y a la comunidad inversora sobre las demandas judiciales en curso y los acontecimientos que podrían dar lugar a miles de millones de dólares en multas, compensaciones, daños y pérdidas de valor de la marca para la Compañía.

"Era obvio para todos aquellos en conocimiento de los hechos que el señor Kent estaba mintiendo, en sus esfuerzos por engañar a los inversores, analistas bursátiles y periodistas entre los miles de asistentes a la asamblea anual de accionistas de The Coca Cola Company el 27 de abril", comentó Ray Rogers, director de Corporate Campaign, Inc. y de Campaign to Stop Killer Coke. "A raíz de la negativa del señor Kent a abordar las prácticas monopólicas de Coca-Cola y los esquemas de tercerización y evasión fiscal en México, está claro que carece de la integridad para poner fin a las prácticas corruptas de la Compañía, y que debe ser removido como presidente y CEO".

En 2007, cuando Ángel Alvarado Agüero, empleado con 16 años de antigüedad y ejecutivo de marketing de Coca-Cola, rechazó una directiva de sus superiores que le ordenaba implementar un plan para destruir a la competencia en 700,000 pequeños negocios familiares en México, fue obligado a abandonar la Compañía, y según Alvarado, ésta posteriormente se ha dedicado a destruir su reputación y a evitar pagarle la compensación que se le adeuda.

Una serie de reclamos presentados por Alvarado entre 2007 y 2009 atrajeron la atención de las autoridades mexicanas, y llevaron a una investigación preliminar (Leer carta ) que respalda los alegatos de que The Coca-Cola Company y The Coca-Cola Export Corporation conspiraron para estafar a los trabajadores y al gobierno mexicano en cientos de millones de dólares, a través de un esquema de tercerización y evasión fiscal.

Mientras Coca-Cola paga de menos a los trabajadores mexicanos y al Tesoro mexicano, Muhtar Kent alardea de su amistad con el presidente Calderón, y según Campaign to Stop Killer Coke, intenta encubrir las prácticas corruptas de la Compañía mediante pronunciamientos vacíos de que la Compañía cumple con las leyes laborables de todos los países, sigue un código de conducta comercial ética y participa en el Pacto Mundial de las Naciones Unidas. "Coca-Cola viola y se burla de las leyes laborales, ambientales y de derechos humanos dondequiera que sus ejecutivos consideran que hacerlo supondrá un beneficio", comentó Rogers. "Coca-Cola, que se declara líder en responsabilidad social, se está convirtiendo rápidamente en la viva imagen de la irresponsabilidad corporativa".

Y actualmente a la Compañía se la está exponiendo ampliamente en la prensa mexicana.

Documentos obtenidos por Campaign to Stop Killer Coke muestran que el señor Kent sabía del caso Alvarado y sus importantes implicaciones ya desde diciembre de 2009, pero primero optó por ignorarlo, y ha seguido confundiendo a los accionistas y a la comunidad inversora con respecto al caso y a la investigación del gobierno mexicano.

FUENTE Campaign to Stop Killer Coke